Vender Audemars Piguet Royal Oak

Ancienne Vintage Gallery

¿Tiene un reloj Audemars Piguet Royal Oak y desea obtener el máximo precio por su venta? En Ancienne, empresa con más de 25 años de experiencia en el sector de relojes de lujo, le ofrecemos un servicio integral para la venta de su Audemars Piguet Royal Oak en el mercado internacional.

Compramos, intercambiamos y gestionamos la venta de relojes de alta gama, si desea ofrecernos su reloj, rellene el formulario.

    <

    Cargar imagen en formato jpg, png (max 8MB)

    Borrar

    Borrar

    Borrar

    *Campos obligatorios.

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplica Política de privacidad y Términos de uso de Google.

    Si tiene algún problema para enviar las fotografías, envíelas por email o whatsapp.















    Sobre Audemars Piguet Royal Oak

    El Royal Oak tal vez sea uno de los modelos más emblemáticos e icónicos de la relojería moderna. En la prestigiosa feria anual de Basilea del año 1972, la marca de relojes Audemars Piguet presentó este revolucionario diseño para tratar de solventar su fuerte crisis derivada de la aparición de los relojes de cuarzo, que tambaleó los cimientos de todo el sector.

     

    Este nuevo modelo, deportivo y elegante, rompió con todos los cánones estéticos establecidos hasta la fecha. Con una caja de 39 mm de diámetro (Jumbo) poco habitual para el momento y un impactante bisel octagonal fijado mediante ocho tornillos hexagonales en oro blanco, este diseño de Gerald Genta obtuvo su merecido reconocimiento años más tarde. El singular bisel, inspirado en los ojos de buey de los HMS Royal Oak contemporáneos, es el que da nombre a la colección.

     

    Sin embargo, la historia del nombre del modelo se remonta a mucho tiempo atrás: En 1651, con el fin de la guerra civil inglesa, el rey Carlos II huyó a Francia para poder salvar su vida. Durante la desesperada huida,en el bosque de Boscobel, el monarca tuvo que esconderse en la copa de un gran roble para evitar ser descubierto y poder así llevar a cabo la restauración monárquica. El famoso roble, llamado popularmente “Royal Oak”, acabó convirtiéndose en todo un símbolo real, al que incluso Carlos II rindió homenaje. Desde entonces y hasta hoy en día, ocho naves de la Royal Navy han recibido este mismo nombre.

     

    Por este motivo, la marca de relojes Audemars escogió este histórico nombre para su novedoso modelo. Pero la mayor sorpresa para el sector de la alta relojería no erradicó únicamente en el diseño en sí, sino que el reloj estaba hecho íntegramente en acero inoxidable y su precio era similar al de muchos relojes realizados en metales preciosos. Por primera vez, lo que realmente se valoraba en una pieza de relojería era el diseño y la precisión de su ejecución, así como la calidad y las prestaciones de su movimiento.

     

    La primera referencia del Royal Oak fue la 5402 ST (39 mm) y montaba el calibre AP 2121 (basado en el calibre 920 de Jaeger-LeCoultre). Se caracterizaba por su delgado movimiento y por su brazalete integrado además de su mítica esfera Guillochè. Las primeras ediciones del “Jumbo” no obtuvieron la respuesta esperada por parte del gran público y la prestigiosa relojera suiza tardó más de un año en vender los 1.000 ejemplares que conformaron la primera edición.

     

    Al año siguiente, en 1973, la marca de relojes Audemars Piguet produjo otra edición idéntica del “Jumbo” original (Serie A), llamada así por la vocal que acompañaba el número de serie. Las series B y C, presentaron pequeñas modificaciones estéticas en los años sucesivos. Existen cuatro referencias de Royal Oak que hacen alusión a las diferentes variantes del modelo original. A la icónica referencia 5402ST le sucedieron la 14802ST, la 15002ST y la actual 15202ST.

     

    Cabe destacar durante la década de los años ochenta, el nacimiento de múltiples versiones que mantuvieron intactos los elementos visuales más destacados del modelo, pero que introdujeron nuevos materiales, colores, correas y todo tipo de complicaciones. Así pues, el Royal Oak no es sólo uno de los relojes deportivos más famosos de todos los tiempos, sino que marcó un antes y un después en la alta relojería suiza. A día de hoy, sigue siendo uno de los modelos más deseados por el gran público.

     

    En Ancienne siempre estamos interesados en adquirir nuevos relojes. Nos centramos principalmente en piezas vintage que datan de los años 40 hasta finales de los 80. Estamos especializados en las principales marcas suizas como Rolex, Patek Philippe, Cartier, Audemars Piguet, Vacheron Constantin, etc poniendo especial énfasis en la rareza y la calidad.

     

    Compramos, intercambiamos y gestionamos la venta de relojes de lujo vintage. Si desea vender su Audemars Piguet, rellene el formulario para recibir una tasación gratuita.

    Quiero vender mi reloj

    Gracias

    Tu solicitud ha sido enviada.